La hora silenciosa

La hora silenciosa

La cadena inglesa de supermercados Morrisons ha implementado en sus establecimientos ciertas medidas para ayudar a las personas que padecen autismo a comprar sin sentirse abrumadas por los estímulos. Se llama “la hora silenciosa”, y tiene lugar todos los sábados por la mañana, de nueve a diez.

La cadena de tiendas realizó una encuesta y descubrió que uno de cada cinco clientes tenía un familiar o amigo con autismo. Según la National Autistic Society, alrededor de 700.000 personas padecen este trastorno en Inglaterra.

Al igual que en la iniciativa de la feria de San Pedro de Alcántara, el exceso de ruido, las luces intensas y los anuncios constantes por megafonía incomodan a las personas que padecen autismo. Esto hace que comprar en el supermercado se convierta en una experiencia desagradable para mucha gente. Más del 60% de las personas con autismo evita ir de compras, y el 79% confiesan que se sienten socialmente aislados.

Las principales medidas que se han establecido durante “la hora silenciosa” de los sábados son las siguientes:

  • Utilizar luces más suaves y recurrir a la iluminación natural.
  • Desconectar el hilo musical y el sonido de las cajas registradoras.
  • Evitar los anuncios por megafonía y la publicidad en las pantallas.
  • Controlar el ruido producido por las cestas y los carritos de la compra.

Estas medidas han sido bien recibidas, y no sólo por las personas con autismo, o sus familiares. Según los responsables de la tienda también han recibido notas de personas “con problemas de ansiedad, estrés o daños cerebrales de diverso grado, a los que les molestaba la luz fuerte, y el reflejo en forma de espejo que produce en los cristales de los congeladores”.

Otras tiendas por todo el mundo están empezando a copiar estas medidas inclusivas. Al final salimos ganando todos.

Fuente: Independent

Deja un comentario