Pimozida contra el ELA

Pimozida contra el ELA

El fármaco pimozida, que en España se comercializa bajo la marca Orap para tratar la ansiedad y las psicosis, se ha convertido en la nueva esperanza de los afectados por ELA. El fármaco mejoró la movilidad en tres modelos animales diferentes con ELA, y en un ensayo con humanos también se observaron mejorías.

La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad degenerativa ocasionada por la muerte de las neuronas motoras responsables de transmitir los impulsos nerviosos del cerebro y la médula espinal. Una enfermedad de la que cada año se diagnostican cerca de 900 nuevos casos en nuestro país y para la que no existe cura. Tampoco hay ningún tratamiento disponible que ralentice ni detenga su progresión, lo que hace que la esperanza de vida de los pacientes no pase de los tres años.

Se ha demostrado que la pimozida mantiene la función neuromuscular en tres modelos animales diferentes: gusanos, peces y ratones. Consiguió revertir la parálisis en los gusanos y mejorar la capacidad de nadar de los peces.

Ensayos con humanos

El ensayo con humanos duró 6 semanas e incluyó a un total de 25 pacientes, de los cuales 20 recibieron el fármaco y 5 un compuesto placebo. Los pacientes tratados con pimozida conservaron la funcionalidad de los músculos de la palma de la mano. Algo muy positivo, dado que la pérdida del control de estos músculos constituye uno de los primeros signos de la ELA.

Según Pierre Drapeau, uno de los investigadores, “para nosotros, esta es una indicación de que hemos hallado la diana terapéutica correcta. Pero todavía desconocemos si tiene un efecto curativo o si sólo puede estabilizar la enfermedad.”

Sin embargo, y a pesar del optimismo derivado de los resultados iniciales, es demasiado pronto para sacar conclusiones. Como concluye Lawrence Korngut, «en este momento, la gente con ELA no debe tomar este fármaco. Primero debemos confirmar que es realmente seguro y útil a largo plazo.”

Habrá que estar atentos al ensayo clínico que comenzará dentro de poco en Canadá. En 6 meses podremos saber más sobre el verdadero alcance de la pimozida en la ELA.

Fuente: ABC, Infotiti, CordobaBuenasNoticias

Deja un comentario